Cielo del norte

cielo del norte

Tienda Online
Volver a Blog

Belleza virtual

septiembre 27, 2018 6:56 pm Publicado por Deja tus comentarios

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porCielo del Norte

Es curioso como el adjetivo delgada se muestra ante todas nosotras como sinónimo de éxito, y por el contrario, su antónimo provoca muchísimas fustraciones. A nadie le gusta la palabra gordo y muchas veces nos autocastigamos frente al espejo pensando para nosotras mismas: ¡Estás gorda!. Pero la experiencia me ha enseñado que el peso no tiene, definitivamente, nada que ver con la belleza, quizás tenga más que ver con la salud mental y física. Por eso me duele cuando tantas mujeres se fustran al ir de compras y escuchan el «no trabajamos esa talla», cuando se ilusionan con un vestido, quieren potenciar su belleza con una prenda y en muchas ocasiones no hay tallas. Y porque las comprendo trato de ir más allá: crear y diseñar libremente sin medidas ni condiciones. A mí por ejemplo me encantan los vestidos flojos, amplios y  me empeño cada temporada en hacer prendas que den libertad, que encajen a muchas mujeres porque lo que quiero es lucir la personalidad de cada una de las clientas que nos compran, porque la realidad no es lo que venden en las revistas o en instagram, y yo vendo realidad, naturalidad, emociones. Siempre me viene a la cabeza aquel eslogan de una antigua campaña que popularizó la simpática muñeca Ruby para The Body Shop, decía: «En el mundo hay 3.000 millones de mujeres y sólo ocho son supermodelos». Eso es una realidad. Cierto es que nos ha tocado vivir en un momento en el que las redes sociales nos enseñan cada segundo cuerpos casi enfermos, modelos que se erigen como diosas de la vida sana, repletas de botox, de operaciones estéticas, reinas de una burbuja tan frágil como efímera, esa imagen, un instante, pero que multiplicado por trillones de impactos se ha instalado en la mente de cada una de nosotras martirizándonos cada día frente al espejo con nuestro móvil como chivo espiatorio y cómplice de sol a sol. No es fácil escapar o reivindicarse pero deberíamos gritar más alto algo sencillo y realmente auténtico: La belleza es mucho más que una talla, la belleza es la naturalidad y la felicidad que se refleja en mujeres reales, sanas, satisfechas y repletas de volúmenes e identidades, belleza es educación, es cultura, es experiencia, es conversación, es conocimiento, simpatía, alegría y no un texto impreso, una talla o la foto de una mujer retocada mil veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Déjanos tu e-mail

enviar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar